NICARAGUA

El pasado 7 de noviembre Daniel Ortega ganó las elecciones para su quinto mandato, el cuarto consecutivo. Él era la única opción. Todos los opositores estaban presos o en el exilio. Esta ha sido la última muestra del proceso de configuración de régimen autoritario que Ortega emprendió desde su regreso a la presidencia en 2007: centralización del poder, control de los órganos estatales, cooptación y subordinación de Ejército y Policía, vigilancia a ciudadanos. Durante la pandemia, el gobierno negó en varias ocasiones la gravedad de la covid-19 y ocultó datos. Para los médicos y científicos críticos, la respuesta fue la misma que para los jóvenes que se manifestaron en 2018 o para los opositores políticos: represión.

82
COVID-19

23
CONCENTRACIÓN
DEL PODER

82
DERECHOS
HUMANOS

9
MILITARIZACIÓN

49
INFORMACIÓN

El golpe de mazo de Ortega silencia Nicaragua
Por Wilfredo Miranda

Un solo tuit que no guste al gobierno puede costar hasta ocho años de prisión. Esta historia, contada desde el exilio, muestra cómo la pareja presidencial ha convertido el silencio y la cárcel en las únicas opciones para la mayoría de los nicaragüenses que permanecen en el país.

En Nicaragua no hay covid-19 ni oposición política
Por Wilfredo Miranda

ANTERIOR

COLOMBIA