EL SALVADOR

Nayib Bukele llegó a la presidencia en 2019 impulsado por unos ciudadanos hastiados de la endémica corrupción de la alternancia bipartidista que se había repartido el poder desde el fin de la guerra civil. Bukele rompió esa democracia defectuosa para comenzar un proceso que podríamos definir como autoritarismo pluralista. Las medidas autoritarias del bukelismo han ido desde militarizar la Asamblea Legislativa, socavar la independencia del Poder Judicial, encubrir casos de corrupción de personas allegadas, hasta la persecución y criminalización de cualquier voz crítica. Bukele, quien ha puesto a funcionar una enorme maquinaria de propaganda, ha ido acaparando cada vez más poder sin dejar de ser el presidente más popular de América Latina.  

15
COVID-19

28
CONCENTRACIÓN
DEL PODER

37
DERECHOS
HUMANOS

10
MILITARIZACIÓN

31
INFORMACIÓN

La ciudad más bukelista de El Salvador
Por Roberto Valencia

ANTERIOR

NICARAGUA